jueves, 21 de febrero de 2013

HINDUISMO II, CÓMO IDENTIFICAR LOS PRINCIPALES DIOSES. INDIAN MYTHOLOGY.

LAS CONSORTES:

En un post anterior os facilitamos información acerca de las divinidades principales del hinduismo, el trimurti: Brahmá, Vishnú y Shivá.

En este post hemos querido recoger sus parejas femeninas, sus consortes: Saraswati, Lakshmí y Parvati, respectivamente.

Como dijimos anteriormente el hinduismo está lleno de dioses y estos son únicamente los más destacados. Esperemos os sirva de ayuda para reconocerlos y valorar la importancia que para un hindú tienen dentro de su visión de la vida.

SARASWATI:




Una de las diosas principales, la consrte del dios Brahmá (considerada también su hija, la creó); unión más bien simbólica en matrimonio cósmico en el dios creador. Embarazada del día y de la noche por Brahmá. Habita el mundo pero su morada está en Brahmaloka, junto a su esposo. Su belleza es tal que Brahmá tiene cuatro caras para poderla ver desde todas las direcciones.

Diosa del saber, las artes y la verdad, de la educación y la cultura. Mediante su adoración se busca el conocimiento verdadero para obtener la iluminación para alcanzar el moksha o liberación de las reencarnaciones. Venerada en escuelas por representar "la palabra" y magia que esconde el lenguaje; el conocimiento es el camino hacia la liberación.








Representada como una mujer joven, hermosa, con piel clara y vestida modestametne de color blanco simbolizando pureza, verdad y conocimiento. No lleva muchos adornos representando su preferencia por el conocimiento frente a los objetos materiales.









Cuatro brazos (diferentes aspectos de la inteligencia humana): Mana o mente, Buddhi o intelecto, estado de vigilia y Ahankara o ego. Suele llevar: un libro, simboliza el saber; Mala o rosario hindú de perlas blancas, representa espiritualidad; y una Veena, instruento indio, representa las artes.

Posiciones: sentada en una flor de loto o montando a Hansa (cisne) tocando la Veena, junto a una pareja de cisnes o con Ganesha y Laskhmi (que explicaremos a continuación). Comparte el cisne con Brahmá porque simboliza el aliento, la respiración que hace posible el acto creador del saber a través de la palabra.

Pavo real: es la arrogancia y el orgullo por la belleza personal, el mensaje que envía es que no hay que estar preocupados por la belleza externa.

Río Sasvati: En sánscrito es "la que fluye", como las palabras o las ideas; su origen fluvial es el Río Sasvati, por lo que en ocasiones aparece al lado de un río. Se cree que otorgar este nombre a una niña será positivo para su educación.

Demonio Vritrasura: fue destruido por la diosa ya que había sumido al mundo en la sequía, la oscuridad y el caos.

Flores de mostaza: se asocia con el color amarillo de estas flores que florecen en primavera, época del festival de la diosa.


PARVATI:






Es la consorte de Shivá y madre de Ganesha (dios elefante) y Skanda (el dios de la guerra). Su padre es Himavar o dios de los montes Himalaya.















Sati: la primera esposa de Shivá; es también el nombre que recibe el rito en el que la mujer es quemada en la pira crematoria de su difunto marido.













PARVATI:

Segunda esposa de Shivá (según él, reencarnación de Sati). Su nombre significa hija de los Himalayas o arroyo de montaña, también es llamada Uma.



Aparece como una mujer hermosa blanca como la nieve, encarna la feminidad, con rostro brillante como el sol naciente, posee una hermosa figura, amplias caderas y todas las cualidades exaltadas del sexo femenino. Tiene cuatro brazos con: una espada, un tridente, una ofrenda de arroz y en posición de Mudra de saludo.

Este aspecto, como esposa de Shivá, es el más poderoso y complejo de todas las diosas; ya que representa la Enrgía Cósmica (prakriti) que nunca puede ser separada de Shivá (purusha), la Conciencia Pura. Existen como una misma realidad vista desde diferentes ángulos, representando la dualidad del Universo Manifestado: Espíritu-Materia.

En muchas imágenes aparecen Shivá y Parvati fundiéndose mediante el acto sexual.







Parvati tiene dos aspectos manifiestos; Durga y Kali.



Durga:




Es la hermana de Vishnú. Surge de la combinación de los poderes de Shivá y Vishnú que la crearon para ayudar a los dioses contra el demonio Mahisa o Mahisasura que estaba destruyendo el equilibrio del mundo; en una guerra entre el conocimiento-ignorancia, verdad-falsedad, opresor-oprimido.

Simboliza el amor maternal, protectora del mundo que reposa en su regazo. Prometió alimentar a todos sus hijos y por eso aveces es representada con alimentos que surgen de su cuerpo. Divinidad femenina de la guerra y la destrucción cuyo nombre significa "la Inaccesible".





En genral se denomina Durga a los aspectos violentos de Parvati. Manifiesta su fuerza destructiva por amor y compasión, acude para salvarnos de la ignorancia espiritual y los apegos inferiores, con la intención de salvarnos de demonios internos. Su función es la de destruir al hombre y al mundo, paso necesario para la regeneración del Universo. 







Cuando su fuerza no es suficiente de su frente surge Kali, la diosa negra. Durga junto con Kali son: la Madre Guerrera.

Representada como una hermosa mujer con tres ojos, cabello negro y suelto, vestida con un sari rojo y con expresión feroz y amenazadora. Tiene varios brazos armados con arcos, flechas y su disco divino; ella rompe la muralla del ego de sus devotos, combatiendo sus imperfecciones y la oscuridad interior.

Monta un león o tigre que simboliza su poder, en ocasiones puede aparecer sobre una flor de loto.
Návadurga: son las nueve deidades como a veces es adorada.


Kali:



Nació cuando Shivá miro dentro de sí mismo, es considerada su reflejo, la divina energía primordial. Durga se llenó de ira, yendo a destruir a los demonios asuras, y apareció Kali (su forma poderosa).

Representa la diosa madre hindú asociada con la destrucción. Es la diosa de la muerte. Destruye para mantener el mundo en orden. Representa la justicia violenta. Su simbolismo es complejo de comprender. Encarna las fuerzas del mal y el poder destructor del tiempo.

Es representada como una mujer con el cabello negro, enmarañado y suelto. Aparece desnuda, representando el origen de la mente y el final al que llega ésta (la desnudez); es a su vez atractiva y repulsiva. Su piel es grisácea-azulada o negra, como los agujeros negros del universo que absorben lo creado, destruyéndolo.





Tiene tres ojos que indican su poder absoluto sobre el pasado-presente-futuro, su control sobre el universo, sugieren su naturaleza interna perceptiva y simbolizan las fuerzas exaltadas del sol, la luna y el relámpago.

Tiene cuatro brazos: en una mano lleva la espada destructora de las dudas y las dualidades; en otra la cabeza del demonio asura que representa la ruptura con el ego y con las fuerzas restrictivas del destino; con otra esboza un gesto místico para proteger a sus devotos y disipar todos sus temores; y con la otra realiza un gesto de concesión de deseos.

Lleva dos cadáveres como pendientes, un collar de cráneos que evoca las cincuenta letras del alfabeto sánscrito, los mantras que forman su naturaleza divina; una faja de manos y su larga lengua extendida que lo consume todo. Sus ojos son rojos, y su cara y pechos están cubiertos de sangre. Está de pie sobre el muslo y pecho de Shivá que se colocó debajo para calmarla.

No suele llevar vehículo, en ocasiones se la puede ver cabalgando sobre un fantasma.

Parvati supone el ideal piadoso de la mujer casta y simboliza la luz brillante de la luna, mientras que Kali encarna a la amante sensual y la oscura lunar de la noche. Son facetas del mismo ser que cumplen funciones diferentes, pese a esto la mayoría de los hindús idealizan a Parvati y temen a Kali.


Ganesha (el hijo de Shivá y Parvati):




Ganesha signifca "comandante Supremo de los gana" (ejércitos divino dirigidos por Shivá). Se le considera enemigo y destructor de obstáculos, señor del intelecto y la autorrealización, dios del destino, protector del matrimonio, representa el triunfo de la sabiduría sobre la ignorancia y de la carencia de ego sobre los deseos.

Es un elefante porque es sumamente inteligente, fiel y agradecido. Es el animal que puede abrirse camino hasta en la selva más densa, simboliza el liderazgo sobre los demás (abre caminos).









Simboliza la Sabiduría. Se le representa como una deidad muy corpulenta: un elefante. Las grandes orejas y la boca pequeña son para escuchar mejor a sus devotos hablando poco y, junto con los ojos pequeños que representan la concentración, son las cualidades del hombre internamente sabio, paciente. La gran cabeza está llena de grandes pensamientos, es piadoso y repele los deseos materiales.

En sus cuatro manos suele llevar un hacha y una flor de loto, puede llevar un tridente y realizar una mudra de bendición.

Suele aparecer sentado en posición de loto sobre un ratón, su vehículo; éste representa la oscuridad, símbolo de la ignorancia y el deseo que sin control causa estragos, es el yo inferior.




 

Lakshmí (consorte de Vishnú):


Es la Diosa Madre, diosa del amor, de la belleza, de la abundancia, diosa de la fortuna, prosperidad, la felicidad, la riqueza y la realización; trae todas las cosas buenas a la luz y la vida. Nació totalmente crecida al agitar el mar de manteca, sobre una flor de loto rosa que se elevaba desde el mar. También es llamada Sri Lakshmí o Shri  (prosperidad, procreación y crecimiento).

Es representada como una bella mujer vestida con sari rojo (simboliza actividad) y bordado en oro  (simboliza prosperidad), con grandes ojos oscuros y piel dorada.

Tiene cuatro brazos que representan los cuatro extremos de la vida humana: Dharma o justicia, Kama o deseos, Artha o riqueza y Moksha o liberación del ciclo de reencarnaciones. Lleva dos flores de loto ofreciendo bendición de protección a sus devotos (representa la evolución espiritual y la armonía). También deja caer una Pusha o cascada de monedas de oro simbolizando fortuna.

Tiene al Río Ganges a su servicio y dos elefantes blancos de pie junto a ella, que la bañan con sus aguas.



Se suele ver representada: junto a Vishnú, volando sobre Garudá (águila vehículo del dios); a los pies de Vishnú en actitud sumisa; encima de monedas brillantes; o sola sentada sobre una flor de loto. También puede aparecer junto a Ganesha (dios elefante) pues al ser destructor de obstáculos acompaña a la diosa de la fortuna.

Vishnú y Lakshmí se han reencarnado como pareja como avatares y son el modelo de amor eterno.

Avatares de Lakshmí: 

Varají, hembra del Varahá (jabalí salvaje)

Dharani, mujer del sacerdote guerrero Parashu-Rama

Sita, esposa del rey Rama

Radha, la pastora amante de Krishná

Paramita, versión femenina de Buda.

Lakshmí tiene una hermana mayor que es la diosa de la mala fortuna y se llama Alakshmí.

 

La importancia de la flor de loto y Lakshmí: 

 


El loto es lo primero creado que surgía de las Aguas Cósmicas, es el aspecto maternal y creativo de lo Absoluto, el órgano generador a través del cual todo lo demás es creado. Tiene un aspecto antropomorfo: la Diosa Tierra, la Diosa Madre, Lakshmí. Se dice que Brahmá (dios creador, la creación, el principio, la expansión) nació-surgió de una flor de loto y ésta se le atribuye a Lakshmí.








Dentro del hinduismo existen versiones del nacimiento de los dioses, parentescos e historias que pueden parecer un tanto inconexas o difíciles de articular pero que seguramente sean fruto de la propia historia de esta religión-cultura tan antigua.

Esperamos esté todo correcto con respecto a la información que en este post hemos reunido, estamos dispuestos a modificar lo que alguno o alguna que lo lea y tenga más conocimientos de la materia nos indique ;)

Os invitamos después de esta pequeña y humilde introducción de los principales dioses del hinduismo a seguir indagando sobre el tema. Nos ha pasado que cuanto más leíamos más interesante nos parecía y más curiosidad teníamos (así como menos idea ;) ).



La primera parte de este post

Por cierto si has llegado a esta página por casualidad has de saber que hay una primera parte sobre como identificar los principales dioses del hinduismo que puedes leer AQUÍ

















Qué lo disfrutéis!!

Namasté ;)

6 comentarios:

  1. gracias por intentar explicarlo de una forma tan sencilla, pero no hay manera, es imposible que recuerde más de los 3 ó 4 famosos..., pero que me pasa lo mismo con los apóstoles, no te vayas a creer, jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasa parecido a la media hora de haberlo releido por quinta vez. Jejejejeje. Por lo menos quede expuesto para que en una breve visita se vea quien es quien. Muchas gracias por tu visita David ;)

      Eliminar
    2. Hola muy buenas ¡Excelente trabajo! Estoy creando una página similar a la suya, un acercamiento básico a todas las deidades del hinduismo. La verdad que encontrar referencias como este sitio, ayudan mucho a componer en castellano todas estas bellas historias. Te dejo mi página. wwww.panteón-hinduismo-blogspot.com Estoy empezando, piedra a piedra.

      Namaste.

      Eliminar
    3. Muchas gracias Kannalbis!!!

      Se agradecen tus comentarios. Fantástico trabajo el de tu blog, una pasada. Ojalá consigas juntar un montón de dioses. Cualquier cosa que podamos ayudar ya sabes. De momento linkaremos tu blog al nuestro. Por cierto el enlace a tu blog no es correcto, el bueno es este.
      http://panteon-hinduismo.blogspot.com.es/

      Muchas gracias por tu visita, seguiremos tu blog con detenimiento.
      Namasté

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. NO Pedro Luis. Parvati es la segunda esosa de Shivá. La primera es Sati. Pero entiendo que pueda parecer confuso en el post por como está puesto, lo corregiré. Gracias por tu comentario. Saludos y namasté ;)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...